Rinoplastia

Rinoplastia del Dr. J. L. Vila Moriente

¿Qué es una rinoplastia?

La rinoplastia o cirugía de la nariz es una intervención quirúrgica que implica los riesgos de todo acto médico aunque sean mínimos.

Antes de la intervención

Se practica un estudio preoperatorio y una completa historia clínica así como un estudio fotográfico. El cirujano plástico informa al futuro operado de las modificaciones que se propone realizar en la forma de su nariz en armonía con el diseño de su cara. En ningún caso de rinoplastia se trata de un patrón único.

Intervención quirúrjica

Requiere una anestesia general o una anestesia local con sedación según las preferencias del paciente y la mejor opinión del cirujano plástico en cada caso concreto.

Después de la intervención

Se coloca un taponamiento nasal durante 48 horas (más si hay algún problema de tabique), así como una férula que inmoviliza la nariz durante 7-10 días. No debe causar inquietud la presencia de equímosis e hinchazón a la altura de los ojos, con frecuencia más acentuada en un lado.

Recuperación

Del séptimo al décimo día

Se retira la férula pero el resultado final de la rinoplastia no se ha conseguido aún pues la nariz está amazacotada, la punta aparece demasiado elevada y el aspecto puede sorprender porque de frente presenta un alargamiento de la raiz nasal y de perfil el relleno del ángulo nasofrontal da un aspecto pasajero de "nariz griega".

Hacia el duodécimo día

El operado está ya "presentable" y las señales de la intervención de rinoplastia han desaparecido aunque la nariz todavía está ligeramente hinchada, sobre todo la punta.

Al cabo de dos o tres meses

Se puede tener una idea aproximada del resultado definitivo que no podrá ser evaluado convenientemente hasta que haya transcurrido un año de evolución.

Resultado de la rinoplastia

Por lo general corresponde al plan fijado antes de la operación. En ciertos casos, es necesario practicar algunos retoques con anestesia local.